El confinamiento nos ha quitado la bonita primavera, ¡pero no podrá con el verano! Parece que poco a poco se va viendo la luz y por eso, ya no tenemos excusa para dejarnos llevar por la pereza, ¡hay que empezar a ocuparse de nuestra piel!…