El verano es sinónimo de sol, playas y piscinas pero, ¿sabes cómo afecta a tu cabello? Nosotros te contamos cómo y qué has de hacer para cuidarlo.

Durante la época estival nuestro cabello está expuesto de manera continuada a las radiaciones ultravioletas del sol, a la sal del mar o a los cloros de las piscinas. Estos tres factores afectan a la integridad de nuestro pelo de manera parecida a como lo hacen sobre nuestra piel. La deshidratación hace que perdamos límpidos y agua, dañando nuestro cabello, volviéndolo frágil y quebradizo, quemándolo y haciendo que pierda color.

Para prevenir estas daños os vamos a enseñar algunos trucos que te ayudarán a recuperar el aspecto más radiante a tu cabello.

  1. Hidrata tu pelo con agua antes de ir a la playa o bañarte en la piscina, de este modo le aportarás agua libre de cloro o sal.
  2. Existen protectores solares para el cabello pero si no dispones de uno, usar una mascarilla te protegerá de los rayos uva.
  3. Aplicarte ciertos aceites naturales que sirven de barrera solar. Ten en cuenta que si ya usas protectores solares, el aceite has de aplicarlo después, de este modo su efecto se verá potenciado.
  4. Si tienes el pelo largo es mejor recogerlo o trenzarlo para evitar enredos y minimizar el efecto del viento sobre el mismo.
  5. Al salir del mar o de la piscina es importante hidratar el pelo rápidamente con agua limpia. Las duchas de las piscinas o de las playas son tu mejor aliado.
  6. El uso de sombreros o gorras es especialmente importante para evitar la penetración de los rayos uva.

Estos consejos te ayudarán a cuidar de tu pelo durante el verano, manteniéndolo brillante y sano.